techneLogiics
 
 
 
tel: (5411) 5031 1314
mail:
Ver Email
suscribirse al newsletter
 
   
 

El impacto del Internet de las Cosas (IoT)

Se llama Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en ingles: Internet of Things) a la incorporación, en cualquier objeto físico, de una interfaz de comunicación y una librería para desarrolladores, por medio de las cuales dicho objeto puede prestar nuevos servicios a sus usuarios. O dicho de otro modo, incorporarle software y una conexión a Internet a dicho objeto, para cumplir determinados propósitos. 

Para esto, citaremos un excelente informe de armasdeventa.com, de Rubén García, publicado en el sitio de Edriel.com, el sitio de la mayor comunidad de profesionales de diseño del Internet de las cosas.

Allí vemos que el impacto que se prevee es descomunal. Según Business Insider, esta "nueva ola" de internet está recién comenzando, y su crecimiento modificará muchos objetos cotidianos y el modo en que nos relacionamos con ellos: TV conectados, vestibles (ropa y accesorios), y coches conectados, entre otros. Pero dejando los consumos individuales, alcanzará otros segmentos industriales y de servicios, como el transporte, la salud y la industria manufacturera.

Tendencias de Internet de las cosas


Prosigue el informe: "En Septiembre de 2014, Goldman Sachs define el Internet de las cosas como la Tercera Ola de Internet, una gran mega tendencia que llegará de una forma rápida y exponencial a las vidas de las personas, compañías y gobiernos.

Según Trends Waching, en el 2005 había unos 3 mil millones de dispositivos conectados a internet y la mayoría de ellos eran PC’s; en el 2020 habrá más de 30 mil millones de dispositivos conectados a internet y la mayoría no serán ni PC’s, ni tablets, ni móviles.

Según Cisco Systems, del 2020 al 2022 podría haber de 20 mil millones de dispositivos conectados a más de 50 mil millones de dispositivos conectados a internet. El crecimiento es absolutamente exponencial.

En cada casa habrá más de 500 dispositivos conectados a internet."

Sectores de mayor impacto

Vestibles (Wearables): Ropa y accesorios. Relojes, lentes, calzado. Muchos de ellos ya existen en la actualidad.

Automóviles. Desde monitoreo de seguridad hasta conducción autónoma. Y es sólo el comienzo.

Casas conectadas. Acceso a contenidos en diversos terminales, control de sistemas a distancia (como el encendido del aire acondicionado para que al llegar la casa esté más fresca, por ejemplo).

Cuidades conectadas. El impacto en las ciudades será importantísimo, de hecho de los 9 billones de seres humanos que poblaremos el planeta en el 2025, el 70% vivirá en ciudades conectadas. Existirá un nuevo impacto poblacional en sitios de máxima densidad.

Transporte: Control, seguridad y monitoreo a distancia permitirá importantes reducciones de costo y mayor previsibilidad en el servicio.

Energia: optimizando consumos y usos de la misma, y pudiendo utilizar alternativas no convencionales gracias a la capacidad de conexión de hogares y ciudades.

Salud: Definiendo impactos tanto económicos como poblacionales sobre las personas.

El sólo hecho de que sectores como el automotor y la construcción se vean afectados implicará, macroeconómicamente hablando, que una enorme porción del PBI (Producto Bruto Interno) de cualquiera de nuestros países, estará involucrada en el cambio. Y a nivel microeconómico, muchísimas industrias deberán redefinirse en muchos aspectos, ya que estos dos sectores (automotor y construcción), mueven miles de empresas en forma directa o indirecta.

El Internet de las cosas es ya una realidad, y su impacto será tal que obligará a repensar el mundo.


Fuente:
www.armasdeventa.com
www.edriel.com

<< volver

 
 
 
techneLogics®. Todos los derechos reservados. 2012